FRANQUICIAS PARA INVERSORES

Las franquicias para inversores son aquellas que requieren grandes inversiones (superando los 250.000 €) con la finalidad de acceder a negocios con rentabilidades elevadas a partir de altos márgenes de beneficios, gran facturación, la mejor ubicación y una imagen de marca consolidada.

Este tipo de franquicias para inversores no tienen la necesidad de ser franquicias de autoempleo, por lo que los inversores tienen la posibilidad de adquirir numerosas franquicias y poder gestionarlos sin estar trabajando en ellas.